24 de abril de 2008

El libro de los muertos

Y por fin terminé esta trilogía que empecé por el segundo libro.
Más de lo mismo, producto de entretenimiento sin otra pretensión que la de entretener.
Y lo consigue lo que, dado los tiempos que corren, es de agradecer.
Sin embargo, es el más flojo de los tres libros.
¿Demasiado de lo mismo? Tal vez.

El estilo es bueno, la traducción, inmejorable (ahora estoy leyendo uno en el que hay hasta faltas de ortografía... sic), la historia engancha... entonces ¿cuál es el problema?
Probablemente sea que, al tratarse del libro que cierra una trilogía, inevitablemente uno tiene ganas de llegar al final.
Las putas prisas, que nos persiguen hasta cuando nos sentamos a leer.

Veredicto del Sobaco: muy entretenido, pese a todo. Supongo que, si hubiera leído la trilogía en el orden debido la hubiera disfrutado aún más pero, desde luego, ha merecido la pena.

No hay comentarios: