17 de octubre de 2007

El abuelo Watson no toma la medicación


He intentado mear pero no ha salido ni gota. Debe ser que aún sigo estupefacto. El motivo se debe a una noticia que acabo de leer. James Watson, uno de los descubridores de la molécula de ADN, afirma que “los blancos son más inteligentes que los negros”.

Según el investigador, eso demostraría por qué todas las políticas que el llamado primer mundo intenta poner en práctica en África acaban fracasando, porque dan por supuesto que los negros tienen la misma inteligencia que los blancos. Ahí está la perla, qué te parece, Maripuri, para que veas que el abuelo Watson sigue en pie de guerra.

Supongo que cuando habla de políticas del primer mundo con respecto a los “pobres negritos” (que es como a los defensores de los valores tradicionales les gusta llamarles), se refiere a todas las industrias que, a cambio de cuatro mortadelos (Pérez-Reverte dixit), colocan (colocamos) en sus países para que el primer mundo siga siendo el primero y el tercero siga siendo tercero y, si puede ser, cuarto o quinto.

Eso sí, por mucho que desciendan esos países que nunca les falte un cartel de “beba Coca-Cola”. Así, poco a poco, vamos civilizando a los muy cabrones.

En el fondo, al abuelo no le falta razón, pero se ha equivocado en el adjetivo. Donde dijo “inteligentes” debería haber dicho que “los blancos son (somos) unos listos y, muchas veces, unos hijosdeputa aunque, claro, esto no es exclusivo de la raza porque, afortunada o desafortunadamente, la hijoputez es universal”.

Pero claro, para eso habría que dar por supuesta la inteligencia al abuelo Watson. Y eso sería mucho suponer.

1 comentario:

Zi dijo...

Cotilleando tu blog me he encontrado con esta entrada del abueliko Watson... muy buena!.